¿Cómo pueden contribuir las empresas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible


La comunidad internacional ha establecido una nueva hoja de ruta a seguir para los próximos 15 años, aprobada a finales de septiembre de 2015 por los jefes de estado y de gobierno de los países miembros de las Naciones Unidas. Su contenido más reconocido son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales se traducen en 169 metas que abarcan aspectos sociales, ambientales y económicos.


La implementación de los ODS inicia en 2016, contempla la mayoría de las metas para 2030 y algunas más urgentes para 2020. Su alcance se extiende a todos los países, independientemente de cual sea su grado de desarrollo y cada nación será responsable de establecer sus prioridades con base en la situación en la que se encuentre


Los ODS sustituyen a su vez a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), aprobados en 2010 también por las Naciones Unidas y centrados en la erradicación de la pobreza a través de una perspectiva múltiple, con esfuerzos en la salud y educación de la población, así como en la protección de los recursos naturales. Su implementación consideraba los países en vías de desarrollo y subdesarrollados, hasta 2015. Si bien no consiguieron alcanzar la totalidad de los compromisos, a experiencia permitió la coordinación de los esfuerzos de gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil.

 


 

El papel de las empresas 


Desde creativialab hemos escrito nuestro PROPÓSITO, ser una Agencia Activista Social y Ambientalmente. Queremos contribuir a la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, movilizando el mayor numero de personas a través del desarrollo creativo proyectos y acciones, para empresas, instituciones y marcas, que combinen el efecto social y ambiental con el retorno económico.


La contribución de las compañías a los ODS puede abordarse desde tres enfoques, no excluyentes y con diferente retorno. Por un lado, se encuentra el desarrollo de acciones filantrópicas, no relacionadas con las actividades de la empresa, mediante las que se busca aportar a la mejora de las condiciones sociales y ambientales de los entornos en los que opera o no la compañía, y que tienen principalmente un beneficio reputacional.


Por otra parte, es posible la implementación de iniciativas vinculadas a las operaciones de la organización para reducir y eliminar los impactos negativos y potenciar aquellos que sean positivos para los grupos de interés. En este caso, los retornos para la empresa son diversos al incluir el posible avance en la eficiencia operacional, reducción de costos, atracción y retención de talento, interés y fidelización de los clientes, entre otros.


El tercer enfoque está constituido por el desarrollo de productos y servicios innovadores, en el marco del sector de actividad de la empresa, que contribuyan a las metas establecidas para los ODS al mismo tiempo que generan nuevas oportunidades de negocio.

Date